Una caja de cambios automática es un tipo de transmisión de vehículos de motor que puede cambiar automáticamente las velocidades mientras el vehículo está en movimiento, liberando al conductor de cambiar de marcha manualmente. La mayoría de las transmisiones automáticas tienen un conjunto definido de marchas y a menudo cuentan con una función de estacionamiento de trinquete que bloquea el eje de salida de la transmisión.   

Dispositivos similares pero más grandes también se utilizan para vehículos pesados comerciales e industriales. Algunas máquinas con rangos de velocidad limitada o velocidades fijas del motor, tales como algunos montacargas y cortadoras de césped, utilizan sólo un convertidor de par para proporcionar una variable de engranajes del motor a las ruedas.
Además de las transmisiones automáticas también hay otras transmisiones, tales como las transmisiones continuas variables (CVTs en inglés) y las transmisiones semi-automáticas, que liberan al conductor de tener que cambiar de marcha manualmente, mediante el uso de la computadora de las transmisión para cambiar de marcha, si por ejemplo el conductor acelera demasiado el motor. A pesar de la similitud superficial con otras transmisiones, las transmisiones automáticas difieren significativamente en el funcionamiento interno y en la sensación de conducir. Un sistema automático utiliza un convertidor de par en lugar de embrague para administrar la conexión entre los mecanismos de transmisión y el motor. Por el contrario, un CVT usa una correa o un esquema de otra transmisión de par para permitir un “infinito” número de cambios en lugar de un número determinado de cambios. Una transmisión semi-automática mantiene un embrague como una caja de cambios manual pero controla el embrague a través de medios electrohidráulicos. 
Una transmisión manual convencional es con frecuencia el equipo base de un automóvil, con la opción de ser una transmisión automática convencional así como automática, semi-automática o CVT. La capacidad de cambiar de marcha manualmente, a través de palacas de cambios, también se pueden encontrar en ciertas transmisiones automáticas (manomáticas como Triptónic), semi-automáticas (BMW SMG) y la transmisión continua variable, CVT tales como las Lineartronic.
 
En Paramount Transmission tenemos el conocimiento y la experiencia para solucionar todos sus problemas de transmisiones. 
Partes Básicas de una Transmisión  
Aunque hay muchas partes, muy pequeñas en su interior, su transmisión se compone esencialemente de algunas partes importantes de los sistemas. 
  • Campana de Embrague: esta es una caja metálica en forma de cono que puede verse debajo del automóvil. Si su auto es de tracción delantera la camapana se encuentra al lado del motor bajo el capó. Si su automóvil es de tracción trasera, la transmisión se monta debajo del auto detrás del motor. 
  • Caja de cambios: a pesar que usted no haga los cambios, tiene una transmisión automática de marcha. Tiene entre sus componentes engranajes principales y engranajes planetarios. Todos éstas partes son necesarias para poder conducir. 
  • Líquido: el líquido de transmisión es muy importante para una transmisión automática. Toda la magia sucede en el líquido. La mayoría de los automóviles vienen con el líquido de color rojo que ayuda a encontrar fugas en caso éstas se produzcan.   
  • Filtro: todo ese líquido debe estar limpio para que el auto pueda cambiar de marcha en el momento indicado. Para mantener todo trabajando, la transmisión tiene un filtro que atrapa cualquier suciedad o impureza. 
Deje que los técnicos expertos de Paramount Transmission inspeccionen su transmisión y hagan un presupuesto totalmente GRATIS sin compromiso. 
Para cualquier pregunta llámenos al taller (562) 630-1701 ó al (562) 577-5205 (celular).
Español

Información

Lunes - Sabado

8:00am - 6:00pm

Domingo

Cerrado

Siguenos: